Escrito el día 08-08-2014 02:25 por Rafa Oliva

¿Deben los docentes participar en las redes sociales? El debate está abierto.

Hace muy pocos días encontramos un interesante artículo en EducaLab sobre la conveniencia de que los educadores tengan presencia en las redes sociales.  Comentamos el artículo y lo compartimos en nuestros perfiles de las redes sociales... y al instante comenzaron a llover los retweets, favoritos y respuestas.  Los propios educadores dieron su opinión abiertamente, manifestándose totalmente a favor de la presencia docente en los medios sociales.  Los docentes, profesores, educadores, adminsitradores educativos... no solo deben estar en las redes sociales educativas (algo obvio), sino también en las redes sociales más convencionales.

José Antonio Racero (@j_racero), CEO del estudio de videojuegos formativos OmniumLab, consideró que no participar en las redes sería tan ilógico como carecer de formación en idiomas o informática básica, en su opinión tener presencia en el mundo 2.0 es algo fundamental.  Al mismo tiempo, el profesor especialista en innovación educativa Aritz Gómez (@Aritz34) opinaba que un profesor debe estar al tanto de las últimas novedades para así poder trasladarlas a su centro.  De esta manera, el profesor "conectado" actúa como curador de contenidos (content curator) o seleccionador de aquella información relavante para su entorno.

 redes-sociales-educacion.jpg

Los profesores en las redes sociales, algo cada vez más común

Por otra parte, el psicopedagogo Antonio Gómez (@agomezmaeso) destacaba que un educador, para estar en la sociedad, debe saber transmitir.  Para él, no formar parte de la Red (con mayúsculas) es una manera de perder el contacto con la sociedad.  Desde nuestro punto de vista, los profesores deben estar a la vanguardia del conocimiento, deben ser la punta de la lanza en todo lo que se refiera a adquisición y transmisión del saber.  ¿Existe algún lugar por que la información circule con mayor libertad que en Internet?

Las redes sociales lideran la democratización de la transmisión del conocimiento, por lo que, junto al aula, deberían ser el hábitat natural del docente.  Es allí donde se aprende sobre todo lo nuevo, se seleccionan aquellos contenidos que pueden resultar de utilidad a nuestros alumnos y (¿por qué no?) se transmiten a los estudiantes.  Esto último podemos llevarlo a cabo en una red social generalista o en una red social educativa, pero lo importante, más allá del ámbito, es que se haga.

Muchos temen el momento en el que sus alumnos comienzan a lanzarles solicitudes de amistad en facebook o empiezan a seguirles en twitter.  ¿Verdaderamente hay algo que temer?  No.  Tengamos en cuenta que aquello que publiquemos en cualquier red social puede estar dando la vuelta al mundo en cuestión de minutos.  Aunque seleccionemos un nivel de privacidad muy restrictivo, está claro que lo que publicamos lo hacemos para que sea leído y cualquiera de nuestros lectores podría publicarlo a su vez, escapando a nuestro control.  Siguendo la simple regla de "no publicar aquello de lo que luego te puedas arrepentir" podemos estar tranquilos y seguir, o ser seguidos, por cualquiera de nuestros estudiantes.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos usando los botones sociales que encontrarás al final del texto o déjanos uno de tus fantásticos comentarios para fomentar el debate. Además, para estar siempre al día puedes seguirnos en twitter, en facebook, en linkedin o ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario.

¡Nos vemos en redAlumnos!


antonio-campillo-130.pngcc3b3mo-motivar-a-los-mc3a1s-apc3a1ticosexperiencia-piloto-irma.pngred-facilita-labor-130.pngcc3b3mo-arruinar-un-curso-online-130.png