Escrito el día 17-09-2014 08:10 por Rafa Oliva

Los móviles pueden ser una herramienta de aprendizaje excelente si se usan con autonomía y seguridad.

Las Tics o tecnologías de la información y la comunicación han llegado para hacernos la vida más fácil y tener a nuestro alcance no sólo toda la información del mundo sino a nuestros amigos y familia más cerca. Los adultos usamos con frecuencia el móvil porque ya no sólo nos sirve para llamar y enviar mensajes. Ahora también nos dice el tiempo que hace, las calorías que llevamos gastadas, vemos las fotos de las vacaciones de nuestros conocidos, recibimos más de 50 mensajes en un solo día sobre una broma en un grupo de amigos, editamos las fotos de la última cena de la empresa, descubrimos canciones, vemos vídeos... 

¿Están nuestros hijos preparados para esto?

Los adultos sabemos que hay ciertos peligros en el uso de las tecnologías y a menudo no sabemos cómo mantener a los menores a salvo. Lo cierto es que no podemos alejarlos de las nuevas tecnologías porque es la realidad en la que ellos ya han nacido y porque tiene grandes ventajas también. El camino correcto, con toda probabilidad, es enseñarles a ser autónomamente responsables del uso que hacen de su móvil, al igual que de su correo electrónico, de Internet...

1b02a70e5982002a4dc83326bcda7c4f_large.p

'The Chase', una de las fases del juego 'Las Aventuras de Byte'

Hablar su mismo lenguaje

Los expertos coinciden en señalar que una de las mejores maneras de hacer que los mensajes calen en los más jóvenes de la casa es utilizando el mismo lenguaje del que ellos disfrutan, y por eso cada vez salen más videojuegos al mercado cuya finalidad es educativa. Uno de los últimos en salir a la luz es ‘Las aventuras de Byte’, un videojuego educativo creado por Inmagic, una productora catalana que sacará su proyecto en la conocida página de Kickstarter para obtener toda la financiación necesaria para su juego.

Este videojuego se enmarca dentro del género del social gaming y “está pensado para la diversión de niños y adolescentes, precisamente los más vulnerables a los posibles peligros que acechan en el mundo 2.0” en palabras de Antonio Bernal, CEO de Inmagic.  El videojuego busca llamar la atención de los jóvenes haciéndoles preguntas sobre compartir fotos privadas en Internet, sobre el uso excesivo de los chats... Cada vez que contestan correctamente obtienen recompensas en el juego: vidas extra, más velocidad para los personajes... De este modo el mensaje va calando en los jugadores sin tener que recibir esta información de una forma más convencional y por lo tanto para ellos más “aburrida”.

Y tú, ¿aplicas los juegos a la enseñanza?

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos usando los botones sociales que encontrarás al final del texto o déjanos uno de tus fantásticos comentarios para fomentar el debate. Además, para estar siempre al día puedes seguirnos en twitter, en facebook, en linkedin o ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario.

¡Nos vemos en redAlumnos!


main2014.png