Escrito el día 31-03-2014 09:08 por Rafa Oliva

Os presentamos unos útiles consejos que motivarán a tus alumnos para hacer sus deberes.

Todos hemos sido estudiantes y sabemos lo difícil que resulta a veces sentarse a hacer la tarea, luchando contra las mieles de la primavera o del estío, sobre todo cuando nuestros amigos juegan felices en el parque o (en el caso de los más mayorcitos) corren detrás de las muchachas del barrio.
 
El remarcar la obligatoriedad de las tareas (o asignaciones) no suele surtir mucho efecto.  Tampoco los castigos por no llevar hechos los ejercicios han demostrado su eficacia.  Sin embargo, existen unos pequeños trucos que los profesores pueden aplicar para incentivar a sus alumnos para que no les falte ni un "homework".

little-girl-working-in-homework-nook.jpg

Con los métodos adecuados, la tarea no es un suplicio

Las redes educativas.
Cada vez más profesores utilizan redes sociales educativas (como redAlumnos) para canalizar los deberes a través de ellas.  De esta manera, el estudiante se siente inmerso en un entorno similar al de las redes que usan para el ocio (como facebook o tuenti), en pleno contacto con sus compañeros, por lo que la sensación de estar haciendo algo "desagradable" es menor.  Además, el uso de las TICs ha demostrado ser un incentivo para los nativos digitales.

La Gamificación.
Aplicar mecánicas de juegos a procesos que normalmente no lo son es lo que conocemos por "gamificación" o "ludificación".  Los juegos gustan porque son divertidos y suponen un reto, la consecución de logros y la competición contra un adversario impulsan el esfuerzo por obtener la victoria.  Podemos aplicar estas reglas a los deberes, otorgando medallas a los que respondan bien a las cuestiones, asignar niveles o estados según cumplan o no con las entregas, colocar pegatinas en los cuadernos... seguro que se os ocurren muchas otras.

Beneficios no inmediatos.
Conceder alguna mejoría a aquellos que se esfuerzan en hacer la tarea puede ser un factor determinante para que la completen.  El alumno realizará los ejercicios porque obtendrá un beneficio "tangible" por ello, más allá de la obviedad del aprendizaje.  Por ejemplo, responder una pregunta menos en el próximo examen, exención de presentar un trabajo en el futuro, puntos positivos en la próxima prueba oral...

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos usando los botones sociales que encontrarás al final del texto o déjanos uno de tus fantásticos comentarios para fomentar el debate. Además, para estar siempre al día puedes seguirnos en twitter, en facebook, en linkedin o ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario.

¡Tú haces redAlumnos!


antonio-campillo-130.pngcc3b3mo-motivar-a-los-mc3a1s-apc3a1ticosexperiencia-piloto-irma.pngred-facilita-labor-130.pngcc3b3mo-arruinar-un-curso-online-130.png

María González Guerrero escribió el 31-03-2014 a las 12:27
En mi caso, la posibilidad de publicar los trabajos de expresión escrita en el blog que el propio alumnado administra, está suponiendo el 100% en la entrega de este tipo de tareas.