Escrito el día 31-10-2017 18:15 por Leticia Ponce
Investigadores del Centro Vasco sobre Cognición y Lenguaje (BCBL, en sus siglas en inglés) han demostrado la relación entre la capacidad auditiva de los niños y su habilidad para aprender a leer, un hallazgo que puede abrir una nueva vía para detectar precozmente el riesgo de dislexia.

Este trastorno cognitivo de origen neurológico se caracteriza por la dificultad para el reconocimiento de las palabras, problemas de descodificación y de escritura, y una limitación de la comprensión lectora. Y el mayor hándicap es que, en la mayoría de ocasiones, se detecta de forma tardía. De hecho, en la actualidad para diagnosticar la dislexia es necesario esperar a que los niños cumplan los 9 años de edad.

Este retraso en el diagnóstico acarrea que durante muchos años se confundan a niños disléxicos con malos estudiantes. Al conocerlo precozmente podremos adaptar la enseñanza para ayudarles tanto en el aprendizaje como en la comprensión lectora. 

Los estudios realizados dieron como resultado que los niños que no procesan de manera óptima las ondas de frecuencia baja (tono, acentos y entonaciones del lenguaje) tienen mayores dificultades para decodificar correctamente los fonemas y palabras, lo que se relaciona directamente con la capacidad lectora y los posibles trastornos de la misma.

Ante este hallazgo, los expertos del BCBL consideran que la medición de las capacidades auditivas de los niños desde muy pequeños podría determinar quiénes están expuestos a tener problema con la lectura y, por tanto, son más predispuestos a desarrollar dislexia.
Una muestra más de que sabemos trabajar en equipo. Espíritu crítico, actualización y puntazo ante el tribunal. Ya veréis ;)

José Javier Lara Hidalgo
Anabel Pacheco Bermúdez
Leticia Ponce
Raquel González